Contáctanos
NUESTRAS WEBS:
WikiRock.netPalito separadorEl Cuartel del MetalPalito separadorLaCentral24

Noticias

Eric Cantona, rey en el estadio y también en la pantalla

Publicado

en

La bestia parda del fútbol de los 90 brilla como actor en Recursos Inhumanos, la serie de Netflix sobre la decadencia del capitalismo.

El enfant terrible del balompié de los años 90, un tipo ciertamente polémico y fiel a sus principios, un rara avis que sin duda dejó huella en el campo de juego, vuelve a estar de rabiosa actualidad gracias a la serie de Netflix “Dérapages” traducida para el mercado de habla hispana como Recursos Inhumanos, de la cual es por mérito propio el absoluto protagonista.

Recursos Inhumanos está basada en la novela homónima del escritor francés Pierre Lemaitre, otra maravillosa rara avis que publicó su primera novela Travail soigné a la edad de 55 años.

Cantona interpreta de forma sublime a Alain Delambre, un desempleado hombre maduro, padre y esposo que sobrevive como puede a una prolongada temporada desempleado en una gris, convulsa y decadente Francia. De forma inesperada, se ve implicado en una bizarra prueba de selección de personal para una gran corporación, la cual simula una toma de rehenes entre sus directivos y los candidatos al puesto de jefe de recursos humanos. Al parecer Lemaitre se inspiró en un suceso real ocurrido en el país galo hace 15 años.

Leer Más:  "Vampires vs The Bronx": El terror vampírico llega a Netflix para Halloween

Hablar de Cantona como actor no es fácil, como tampoco lo es hablar de Cantona como futbolista, ni lo es cuando se habla de Cantona como ser humano. Desde hace años vive tranquilo actuando esporádicamente en películas francesas como la notable Ulysse & Mona, invirtiendo tiempo y dinero junto a Rachida Brakni, su mujer y socia en la empresa de cosméticos naturales y ecoresponsables Nostra, y básicamente disfrutando su presente etapa vital un poco alejado de la grandilocuencia y extravagancia del deporte rey. Para muestra, sólamente hay que acordarse de su enigmático discurso del año pasado en la gala de la UEFA donde lanzó al mundo el críptico y viral mensaje “Somos moscas para los dioses”.

Ahora Eric te noquea dándote una patada en la cabeza a través de la pantalla directamente desde el set de rodaje. Su talento traspasa los límites del terreno de juego y cuanto menos sorprende.

Leer Más:  "Onibaba": Una obra de culto japonesa poco conocida sobre satanismo

A diferencia de su rival sobre el césped Vinnie Jones, ex-futbolista inglés que consiguió hacerse un hueco en el séptimo arte de la mano del director Guy Ritchie, Eric no se conforma con interpretarse a sí mismo, no le basta con ser ese chico malo rebelde con causa, Eric va mucho más allá. Está claro que Cantona juega en otra liga, su trabajo interpretativo supera con creces al de muchos actores profesionales, dando una humilde pero magistral lección interpretativa.

Lo +leído